Translate

lunes, 13 de noviembre de 2017

#SUPERluna 14 de Noviembre 2017 - HOY!!!!!!


Más "diosa" que en sus días habituales, la Luna nos revela hoy su mejor cara por una espectacular coincidencia de la geometría espacial que no se producía desde hace casi
70 años: llega a su punto de mayor acercamiento a nuestro planeta justo cuando completa su fase de luna llena.

Esta pirueta de las esferas celestes hará que se vea un 14% más grande y un 30% más brillante que cuando se encuentra en el punto más lejano de su órbita en torno de la Tierra. Si se la compara con el tamaño promedio, será un 7% más grande y un 15% más brillante.



Esta mañana, a las 7.52, nuestro satélite natural se encontrará a "tan sólo" 356.509 kilómetros de distancia, y tres horas más tarde completará la fase de luna llena.
Es decir que cuando esta noche, a las 19.50, aparezca sobre el horizonte, tendremos la oportunidad de observarla en su máxima expresión. Para los amantes de esta misteriosa compañera sideral que viene ejerciendo su fascinación sobre los humanos desde los comienzos de la historia, será una buena excusa para elevar los ojos al cielo, tal como muchos lo hicieron ayer.

"Ése será el momento más lindo para observarla -explica Diego Bagú, director de Gestión del Planetario de La Plata-. Por un efecto óptico, el cerebro involuntariamente compara el tamaño de la Luna con objetos que están sobre el horizonte y se nos aparece muy grande. En cambio, cuando está arriba, la vemos mucho más chica y, en este caso, no va a ser muy distinta de la de todos los meses."
Según Bagú, mientras esté cerca del horizonte, no sólo la veremos más grande, sino también de color amarillento o rojizo por influencia de la atmósfera.
Estos cambios en la apariencia del satélite que cautivó a Galileo y que pisaron los astronautas hace casi medio siglo se deben a que gira alrededor de la Tierra en una órbita elíptica (con la forma aproximada de un huevo). Su distancia de nosotros tiene un máximo, llamado "apogeo", y un mínimo, el "perigeo", que se registra hoy.

Fuente: La Nación