Translate

lunes, 16 de junio de 2014

#PASTILLAS PARA #DETENERlaVEJEZ

Empieza la cuenta atrás para detener la vejez con pastillas
ANNA GRAU | NUEVA YORK

La ciencia le ha declarado la guerra al envejecimiento en los Estados Unidos. El Hospital General de Massachussets -será casualidad o no, pero Massachussets es el único estado de la Unión con sistema de salud pública universal-  se ha convertido en la punta de lanza de una serie de experimentos que buscan una droga efectiva contra la vejez. 
Una pastilla que prolongue la vida detenga las enfermedades degenerativas.  ¿Utopía? ¿Objetivo realista? 
Con roedores y con insectos ya se ha conseguido. Y hasta con monos ha aparecido algún resultado alentador.
El experimento parte de algunas constataciones previas muy sugestivas para la ciencia. La más sugestiva de todas es la de que la restricción calórica -una dieta sana pero equivalente al 30 por ciento de una alimentación normal- alarga la vida. Hasta en un 40 por ciento en ratones, según se ha podido comprobar.
Nadie había insistido mucho hasta ahora en trasladar este experimento a los humanos. Quizás por ser conscientes de que ni la esperanza de vivir más años convencería a nadie de sacrificar un 70 por ciento de lo que come. 
La novedad, y lo que ha reactivado las investigaciones, es el posible descubrimiento de atajos químicos para lograr el mismo efecto.
La clave parece ser el resveratrol, presente en el vino tinto, y otras sustancias activadoras de los sirtuinos, unas proteínas que están presentes desde los organismos más simples hasta los más complejos -de la bacteria al hombre- y que tienen el poder de regular el nivel de energía de las células.
Una vez establecido el principio general teórico viene su aplicación práctica, lo cual no se produce sin considerables trifulcas. Para empezar, la poderosa Agencia de la Alimentación y el Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no da un dólar para estas investigaciones porque no considera la vejez una enfermedad. 
En la misma línea van los biólogos evolucionistas, para los cuales pretender burlar el envejecimiento a base de pastillas es un disparate.
Vivir más tiempo y mejor,  es el objetivo!