Translate

martes, 24 de marzo de 2015

VEGETALES PARA COMER Y HACER CRECER DE NUEVO!





 Vegetales que puedes comer 

y volver a crecer de nuevo


Muchas plantas y vegetales de uso diario pueden hacerse crecer de nuevo de manera indeterminada. 

En los hogares y bajo un  cuidado muy poco laborioso, puedes generar de nuevo el crecimiento de muchos vegetales muy saludables para nuestro cuerpo y de esta manera incluso generar una fuente de consumo libre de contaminantes.

Algunos alimentos son realmente fáciles de volver a crecer en tu casa a partir de las sobrar que quedan, y algunos pueden incluso ser cultivados en la mesada de tu cocina.

La siguiente es una lista de vegetales que puedes hacer crecer de nuevo, de manera orientativa, a continuación te invitamos a buscar en nuestro blog los detalles de como hacer crecer cada una de ellas.


1. Ajo
Cuando el ajo comienza a germinar, los pequeños brotes verdes son muy amargos para cocinar. Pero en lugar de tirar a la basura los dientes germinados, puedes poneros en un vaso con un poco de agua y crecer germinados brotes de ajo. Los brotes tienen un sabor mucho más suave que los dientes de ajo y son muy buenos en ensaladas, pastas y como guarnición


2. Hojas de zanahoria
Las orillas de las zanahorias que normalmente cortamos y tiramos pueden crecer hojas si las pones en un recipiente con un poco de agua. Pon el recipiente junto a una ventana bien iluminada y tendrás brotes de zanahoria para usar como guarnición o en ensalada.


3. Albahaca
Pon algunos tallos de diez centímetros en un vaso con agua y ponlos en un lugar con luz directa. Cuando las raíces tengan como dos centímetros de largo, puedes plantarlos en macetas para crecer toda un planta de albahaca.


4. Cebollas de Cambray
En tan poco como cinco días puedes volver a crecer una cebolla de cambray entera. Deja tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colócalas en un pequeño vaso con un poco de agua. En pocos días, tendrás cebollas de Cambray.


5. Lechuga romana
Si tienes el tallo de una cabeza de lechuga romana que siga intacto, pon el tronco en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colócalo junto a una ventana. Comenzarás a ver nuevas hojas en un par de semanas, y estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas.


6. Cebollas
Planta la raíz desechada de la cebolla en una maceta o directamente en la tierra afuera para volver a crecerla. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta e bulbo esté completamente desarrollado.


7. Jengibre
Al igual que las cebollas, el jengibre puede ser plantado en la tierra para volver a crecerse, pero el proceso es un poco más largo. Puede tomar algunos meses para que germine, y debes poder cosechar un bulbo completamente crecido en 8 o 10 meses.


8. Champiñones
Planta los troncos de champiñones en tierra con un poco de composta o granos de café usados y mantenlos en un ambiente húmedo, preferiblemente donde hará frío en la noche. Puede ser dificultoso crecerlos ya que en pocos días los tallos comenzarán a germinar o las cabezas se pudrirán.


9. Cilantro
Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, sólo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.


10. Papa
Las papas ocupan mucho espacio en el jardín y son algo difíciles de cosechar en la forma tradicional. Puedes ahorrar espacio cosechando tus papas en una caja de tomates. 

Las papas se pueden cultivar en estas cajas, ya que pueden crecer hacia arriba. Es importante que sigas cubriendo la planta a medida que crece de modo que se produzcan más papas. 

Al final de la temporada de crecimiento de la papa es tan simple de cosechar como quitar la caja y remover con tus manos la tierra y la paja.


11. Piña
Las piñas no fijan la semilla, pero crecen de brotes o retoños que se desarrollan desde la base de la planta. También se pueden propagar desde el penacho de hojas en la parte superior de la fruta. 

Una planta de piña tiene un máximo de 4 años para producir flores y frutos.