Translate

miércoles, 17 de diciembre de 2014

PAPA FRANCISCO, el jesuita puente entre Cuba y EEUU









Papa Francisco, el jesuita puente entre Cuba y EEUU

Vaticano. Agencia PL. | 17 diciembre de 2014


El papa Francisco y el Vaticano jugaron un papel esencial, intermediando en el histórico acercamiento anunciado el miércoles entre Estados Unidos y Cuba, indicó un alto funcionario estadunidense.
Washington y La Habana han venido negociando durante los últimos 18 meses acerca de cómo poner fin al estancamiento que acompaña sus relaciones desde 1960. La mayoría de los contactos entre ambos países tuvieron lugar en Canadá, informa 'The New York Times'.
El Papa Francisco ha venido alentando el acercamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, organizando un último encuentro secreto en la ciudad del Vaticano.
El jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, que asumió como Papa en marzo del año pasado, se manifestó este miércoles "vivamente complacido por la histórica decisión de los gobiernos de Estados Unidos y Cuba de establacer relaciones diplomáticas" y confirmó que la Santa Sede ofreció sus "buenos oficios" como mediador entre las partes.
Francisco es el primer latinoamericano y el primer jesuita ungido como Papa en toda la historia.
El pontífice lanzó un llamado personal a Barack Obama en una carta remitida "este verano" boreal y separadamente otra a Raúl Castro. Además el Vaticano recibió a delegaciones de ambos países para culminar el acercamiento, explicó la fuente.

Luego de una reunión con Obama, "el papa Francisco decidió lanzar un llamado personal, algo inusual, no tengo conocimiento de que hayamos recibido antes ese tipo de comunicaciones del Papa", relató el alto funcionario.
"Le escribió directamente al presidente Obama y por separado al presidente Castro, antes, durante el verano (boreal)", agregó. "Eso fortaleció el impulso para avanzar".
Los contactos directos entre Washington y La Habana fueron autorizados en la primavera boreal de 2013 y la primera reunión se realizó en Canadá en junio de 2013. Ambas partes continuaron las conversaciones hasta noviembre pasado.
Las negociaciones finalizaron en una reunión patrocinada por el Vaticano entre las delegaciones de ambos países.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff ha mostrado su satisfacción por la noticia: "Nosotros, luchadores sociales, nunca hubiéramos imaginado la reanudación de relaciones entre Cuba y EE UU", ha dicho. Rousseff ha felicitado a Castro, Obama y Francisco, a quien ha calificado como "uno de los factores más importantes en este acercamiento". Ha añadido que este acuerdo "muestra un cambio en relaciones interrumpidas hace mucho tiempo".
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha destacado también la ayuda del papa latinoamericano Francisco por mediar entre Cuba y EEUU y resaltó que el anuncio se hace en la fecha del natalicio de Su Santidad. "¡Que mejor regalo para el Papa Francisco!", ha dicho Maduro.
En su alocución tras la liberación del contratista Alan Gross a cambio de la de tres de "los cinco" cubanos, el mandatario cubano, Raúl Castro, agradeció y reconoció "el apoyo del Vaticano y, especialmente del Papa Francisco, al mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.
Asimismo, Castro hizo extensible su agradecimiento al Gobierno de Canadá “por las facilidades creadas para la realización del diálogo de alto nivel entre los dos países".


Comunicado oficial de la Santa Sede
El Santo Padre se complace vivamente por la histórica decisión de los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Cuba de establecer relaciones diplomáticas, con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia reciente.
En el curso de los últimos meses, el Santo Padre Francisco ha escrito al Presidente de la República de Cuba, el Excelentísimo Señor Raúl Castro, y al Presidente de los Estados Unidos, el Excelentísimo Señor Barack H. Obama, invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos Partes.
La Santa Sede, acogiendo en el Vaticano, el pasado mes de octubre, a las Delegaciones de los dos Países, ha querido ofrecer sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados, del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas Partes.
La Santa Sede continuará apoyando las iniciativas que las dos Naciones emprenderán para acrecentar sus relaciones bilaterales y favorecer el bienestar de sus respectivos ciudadanos.
Vaticano, 17 de diciembre de 2014