Translate

domingo, 8 de junio de 2014

DIJO QUE NO QUERÍA TENTAR A SU SUERTE...

roy sullivan


La extraña odisea de Frane Selak comenzó una fría mañana de Enero, en el año 1962. 
El croata Frane Selak, profesor de música, viajaba de Sarajevo a Dubrovnik por tren. Al menos eso pensaba él. Inexplicablemente, el tren que transportaba a Selak saltó de las vías y terminó cayendo en un río congelado, acabando con la vida de 17 pasajeros. 
Selak se las arregló para nadar de regreso a la costa, con hipotermia, shock, moretones y un brazo roto. 
Un año después, Selak viajaba en un avión de Zagreb a Rijeka cuando una de las puertas salió disparada del avión y el fue succionado fuera de la nave. Pocos minutos después el avión se estrelló; 19 personas murieron. Pero Selak despertó en un hospital, después de ser hallado en un pajar con tan solo heridas menores. 

-En 1966 se encontraba en un bus cuando de pronto éste se salió de la vía y cayó en un río. Cuatro personas fallecieron, pero no Selak, quien solo sufrió algunos cortes y hematomas. 

-En 1970 estaba conduciendo tranquilamente cuando su coche se incendió. Se las arregló para detenerse y salir del auto justo antes de que el tanque de gasolina estallara y su vehículo fuera devorado por las llamas. 

-En 1973, mientras Selak estaba conduciendo su otro carro, una bomba de gasolina defectuosa roció combustible por todo el motor, lanzando llamaradas a través de las tomas de aire. 
Su único daño: perdió la mayor parte de su cabello. Sus amigos empezaron a llamarlo "Suertudo". 
-En 1995 fue atropellado por un bus en la ciudad de Zagreb, pero solo tuvo heridas menores. 

-En 1996 se encontraba manejando por un camino en la montaña, cuando, al dar una curva, vio un camión viniendo hacia él. Selak desvió el carro hacia las barreras de la vía, saltó del carro y aterrizó en un árbol, mientras veía su carro explotar 90 metros más abajo. 

-En 2003, a la edad de 74 años, Selak compró su primer billete de lotería en 40 años... y ganó más de un millón de dólares. "Ahora voy a disfrutar de la vida", dijo. "Siento como si hubiera vuelto a nacer. 

Estuvo casado cuatro veces, a lo que declaró, "mis matrimonios también fueron desastres". 
Al año siguiente, Selak fue contratado para protagonizar un anuncio de TV australiano para Doritos. Al principio aceptó el trabajo, pero cambió de parecer y se negó a volar a Sydney para el rodaje. 

¿La razón? Dijo que no quería tentar a su suerte...